Kuala Lumpur, Putrajaya y los mapas humanos

Llegue a Putrajaya por la noche y me estaba esperando Glen en la estación de tren. Jenny nos puso en contacto cuando supo que iba a Kuala Lumpur y Glen me invitó a quedarme en su casa y así conocer Putrajaya. Glen trabaja en Putrajaya pero es de Costa Rica, lo que me hizo reencontrarme con el español por unos días!!

Su casa es preciosa y muy cómoda. Y Glen super amable, así fue como los días ahí fueron un descanso del nomadismo!

Glen y yo

Llegué un fin de semana, lo que hizo que él tuviera tiempo para mostrarme la ciudad y pasear conmigo. Decidimos invertir esos días en conocer Kuala Lumpur, o KL como le dicen los propios malayos. Para los que no saben, Kuala Lumpur es la capital de Malasia y como toda capital, el movimiento, la velocidad, el tránsito, las luces y el ruido es lo que decora el paisaje de este pedacito de tierra. Fuimos al mercado central, al barrio chino, templos chinos e hinudes, a varios centros comerciales (es imposible evitarlos, para trasladarse de un lugar a otro, hay que entrar a los centros comerciales que están interconectados entre sí). En Kuala Lumpur se respira el esfuerzo de Malasia por crecer, me dio cierta impresión que se empeñan por imitar un poco a Singapur. Pero me resultó gracioso el esfuerzo. Hay miles de construcciones de edificios y centros comerciales en proceso, por donde mires hay algo construyéndose, ¡atentti a la gente de la construcción… acá es donde encontrarán trabajo seguro! Muchas de las construcciones carecen de sentido. Hay por ejemplo un centro comercial con un parque de diversiones adentro. Y en uno de los pisos, una montaña rusa que recorre el shopping.

El gobierno malayo quiere convertir al país en primer-mundista. Tienen una necesidad de destacarse. Por ejemplo, tienen el estadio más grande del sudeste asiático, pero el peor cuadro de fútbol. Quieren medallas olímpicas y hay premios bestiales para quien obtenga una, por ejemplo viajes gratis con Air Asia para siempre, autos de por vida con no me acuerdo cuál marca, entre otros mil incentivos para aquel que obtenga la primer medalla de oro para el país.

Para el atardecer, encontramos a las señoras Petronas. Esas torres que supieron ser las más altas del mundo. La altura hoy, dista mucho de ser una sorpresa, pero lo cierto es que estando frente a ellas me sentí chiquitita, y la arquitetura de las torres, la forma, la iluminación y el show de luces que montan en la base, es sin dudas una belleza digna de ser apreciada si tenes la gracia de pasar por KL.

Torres petronas.

Contrastando con los atractivos turísticos, se encuentran los suburbios, donde los olores, la basura y las ratas habitan dueñas del lugar. Un día caminaba sola por KL y por supuesto me perdí. Con mi vista puesta en un templo hindú que quería visitar, llegué a una villa donde la vulnerabilidad de la gente entre las ratas, desdibujo la imagen que KL había pintado en mí días antes.

Batu Caves es otro hito cerca de KL, ahí se pueden ver varios templos hinduistas, te recibe la estatua dorada del dios Murugan de 42 metros de altura. Lo más interesante de Batu Caves es el hecho de que el templo esté en el interior de una roca hueca que ofrece la montaña y lo más divertido es interactuar con los monos que viven libremente en la jungla que envuelve el lugar. Les gusta jugar con los turistas que suben las escaleras hasta el templo. Y hay que tener especial cuidado con la comida porque la roban sin piedad.

Batu Caves

Un momento de conciencia en KL lo tuve en un shopping al observar como estaban vestidas las personas. Los musulmanes con vestuarios que juzgados con mi cultura parecen antiguos, todos tapados y las mujeres con hijab, las indias con vestidos de colores, con el bindi, los chinos con un vestuario más occidental. Lleve a todas esas personas a un shopping en Uruguay y armé una imagen mental de cómo sería ahí ver tanta variedad de vestuarios. ¡¡Una fiesta de disfraces!! Le comenté esa ocurrencia a Glen, y le dije que de seguro si estuviésemos en mi país en ese momento todas estaríamos vestidas iguales, de short y remera. Minutos pasaron de ese comentario y me cruzo con un grupo de uruguayos que estaban ahí por el viaje de economía, todas las mujeres de short y remera! jajaja! Naturalizar la diversidad es sin dudas una de las joyas que estoy atesorando en mi viaje.

Felicia y yo vestidas “iguales” en las Petronas (encuentro “casual”)

Putrajaya por otro lado es una ciudad hermosa, tan hermosa que da miedo. Fue fundada en 1995 por lo que es realmente nueva. Antes, en la tierra donde hoy hay una megaciudad, no había nada. El gobierno decidió instalarse allí y por eso todas las cedes religiosas y de gobierno se encuentran en Putrajaya. También allí están ubicadas grandes multinacionales. Tiene un río artificial enorme donde se pueden practicar deportes acuáticos y pescar (pusieron peces en el río para que los pesquen), un globo aerostático desde el cual ver la ciudad, árboles que son naturales pero no oriundos de la zona, ciclovías que recorren la ciudad como me puedo imaginar que ocurre en una ciudad europea, puentes luminosos. Se preguntarán después de toda esta descripción qué es lo que me dio miedo… NO HAY PERSONAS! La impresión que me dio a mí es que alguien jugó a los sims y armó las casas, el barrio, los centros comerciales, puso los animales, las plantas, los pájaros, y a la hora de jugar de verdad, de poner a los macacos en acción, se aburrió y cambió de juego. Capaz me recordó a eso porque era lo que me pasaba a mí cuando era niña y jugaba a los sims, klapaucius;;;; armaba la casa, y ta. No me divertía jugar con los macacos.

Recuerdo cuando nos mudamos, había una parte de la casa que tenía muebles nuevos, y el piso siempre estaba impecable, entonces como eramos niñas con mis hermanas teníamos prohibida la entrada a esa habitación. Era un lugar lindo, pero sin vida. Ahora me pregunto… ¿Cómo habitamos los lugares que construimos? Por miedo a que lo lindo deje de ser lindo solo nos permitimos mirarlo de afuera. Miles de veces me compré algo que me encantaba y no lo usaba por que la ocasión nunca estaba a la altura de la belleza del objeto. Entonces, ¿qué sentido tiene la belleza si no le doy vida?

Nos enfocamos en construir seres humanos coquetos o estrafalarios, y a ese envase se nos olvida darle el soplo divino. Que no se nos pase la vida sin usar esa prenda de ropa que tanto nos gusta, sin ponernos el reloj que amamos, o usar ese collar divino que nunca está a la altura. Los objetos son solo objetos, el envase es solo envase, el cuerpo es solo cuerpo. Pongámosle alma al cuerpo y habitemos nuestros lugares más preciados. NO NOS GUARDEMOS A NOSOTROS MISMOS PARA DESPUÉS, ¡POR FAVOR!

Mi último día en KL se me ocurrió visitar una papelería. 5 ómnibus desde Putrajaya a Stickerrific, casi todo el día perdida. Adelanto que el final de la historia es felíz porque llegué antes de que cerrara a la mejor papelería del mundo, con muchas cosas para viajeros y gatos que te reciben. Los mapas no funcionan en Kuala Lumpur, indican caminos por calles que no existen o que son autopistas, la gente se guía a base de intuición o mirando los grandes edificios.

Stickettific (mejor papelería del mundo)

Todos los que me conocen (mis amigos pueden atestiguar muy bien esto), saben que dos de mis principales características es que soy muy impuntual y que no tengo ningún tipo de sentido de la orientación. El espacio-tiempo no se me da muy bien y cuando de coordenadas se trata me es muy difícil. Por supuesto que en KL la característica espacial fue la más compleja. Sin mapas que sirvan realmente, todo el tiempo que estuve en la ciudad estuve perdida.

Esa sensación de no saber exactamente donde estás puede resultar desesperante si se mezcla con la necesidad de tener que llegar a algún lugar en algún momento por algún motivo, pero cuando solo se trata de estar perdido sin una verdadera necesidad de llegar a ningún lugar en ningún tiempo, confieso que se siente un vértigo y un placer de lo más atractivo.

Cuando estás perdido estás asumiendo que hay algo que no sabes. No sabes donde estás. Wow! Una certeza entre tanta incertidumbre. Puedo asumir desde mi costado más humano que soy vulnerable, y que la única certeza que tengo es que no sé. “Solo sé que no sé nada…”, eso decía Sócrates (seguro él vivía perdido también jajaja!). Ahora entiendo la valentía de asumirme ignorante. El lugar saludable en el que me pongo cuando no sé. Cuando no sé tengo que accionar, despierto mi creatividad, miro al sol y trato de imaginarme los puntos cardinales, tengo que acercarme a alguien que no conozco, ofrecer mi ignorancia y preguntar, dejarme guiar. El problema de estar perdida es creer que no lo estoy.

Kuala Lumpur no tiene mapas. O al menos los mapas que tiene no funcionan del todo bien. Ahora yo me pregunto… ¿Existen los mapas humanos? Si el ser humano fuese un país, ¿existiría un mapa que nos guíe hacia el lugar al que queremos ir adentro de nosotros mimos? Algo así como poner en google maps:

  • ruta hasta: superar el dolor
  • ruta hasta: una carcajada con ruido
  • ruta hasta: el amor incondicional.

¿Se imaginan? La vida solo duraría el tiempo que tardamos en configurar google para que nos lleve hasta donde queremos ir.

Lo que yo siento, como una persona experta en perderse, es que no existen tales mapas, porque asumirse perdido es de una belleza extraordinaria. Y también siento que no es fácil en los tiempos que corren. Porque justamente, los tiempos corren. Corren. Corren. Y cuando el tiempo corre creemos que llegamos tarde, y por eso nos da miedo perdernos. Porque ya es tarde. Tarde. Tarde.

Animate a sentirte perdido, animate a mostrarte perdido, sé honesto con eso que sentís. Ese para mí es el GPS humano. La honestidad. Si tenes la valentía de no saber y reconocerlo, el gps se activa, y como si fuera un acto de magia, de repente ya sabes donde estás, y ya sabes a donde tenes que ir y ese destino probablemente nada tenga que ver con el punto rojo de google maps, seguramente el destino al que de verdad necesitas llegar, se encuentre escondido al lado del camino, esperando a que te rindas y por fin mires para el costado… y para adentro.   

10 Replies to “Kuala Lumpur, Putrajaya y los mapas humanos”

  1. Flore te voy leyendo en el omnibus. Que divinas experiencias… que lindo lo que escribes! Me dieron ganas de perderme!! Te quiero hermana, segui viajando… =-)

  2. Jajajaja! Muy bueno todo lo q escribiste! Me dio gracia y a la vez concentración.
    Que divino todo lo que conociste ahí, sobre todo la gente tan buena que te encontras!
    Muyyy salado esos centros comerciales.
    Me parece muy increible que no haya gente en esa ciudad, salado!
    Excelente reflexion la del final 😘.

    Besitos bella! Segui disfrutando

  3. Me encanto el posteo.
    Tan real eso que escribís al final, me sentí más identificada de lo que podes imaginarte, fueron las palabras justas.. Te amo y espero que te sigas perdiendo en cada rincón del mundo..
    Vos naciste con gps incluido❤️

  4. Flor:
    Que cosas hermosas nos vas mostrando en tus viajes. Me quedé asombrada con los lugares; la montaña rusa dentro del shopping de no creer. También el contraste de la urbanización a los barrios marginales . Me dio mucha gracia el encuentro casual con los uruguayos, vestidos iguales si es verdad somos muy predecibles y monótonos a la hora de vestirnos. Sigo conociendo Asia y asombrándome del mundo por tus relatos … ¡QUE REFLEXIONES!
    ABRAZO

  5. Gracias por recordarme la magia de perderse.
    Te abrazo desde la noche montevideana, con la sensación de que es tarde ya y que tengo que dormir porque mañana llegaré tarde al trabajo.
    Te abrazo desde este lugar, de asumirme perdida, sin rumbo y tarde para las circunstancias en las que elijo vivir.
    Adoré el post.

  6. Hola Flor…. hola bella…. pusiste en palabras todo lo que sentimos…. y que pocas veces ponemos en práctica….!!! Como siempre tus crónicas son una maravilla..!!! Que viva la vida..!!! Te quiero mucho y gracias por compartir..!!!!!

  7. Amiga bella! Que hermoso leerte!
    Gracias por compartir tu paz y tu luz.. 🙂 sobre todo para los que muchas veces nos sentimos perdidos y queremos soluciones y respuestas a corto plazo.. con esa sensación de estar apurado constantemente por el tiempo que nos apremia, dejándonos muchas veces a nosotros para “cuando tengamos tiempo”…
    Gracias por ser un espejo tan hermoso <3

  8. “Perderse” que sentido tiene la vida si en algun momento , no te sentis perdido.
    Perderse tambien es como equivocarse , y como yo siempre digo en la vida hay que aprender de los errores. El que no se equivoca No es humano.
    Asi que me alegro que te hayas perdido para encontrarte.
    Muy feliz de verte Feliz.
    Te Amo hija.

  9. Que bien que escribís Flo, pero por sobre todo que bien que transmitís el sentimiento. Me veo ahí en KL contigo cuando te leo.

    Porfa, porfa, seguí perdiéndote! Te quiero!

    PS: Morí con la referencia a los Sims XD XD XD

  10. Que hermoso viaje!!! Y que honor y que alegría es “acompañarte”. Gracias por llevarnos por tantos lugares fascinantes. Me gusta pensar acerca de mi mapa personal. Me pregunto si estoy atenta-conciente al recorrido que hago. Trato de que así sea. Me gustó mucho eso de no postergarnos, hacer uso de todo nuestro cuerpo-ser. Recorrer-nos y perdernos todo el tiempo que querramos…. Así la vida es un juego que se pone divertido.
    Abrazo a la distancia, y gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *